domingo, 7 de febrero de 2010

Cladonia


Nikon D300 con MicroNikkor 105 1:2,8. Dos unidades de flash rebotadas en difusor blanco.

Las cladonias son unos líquenes que suelen "florecer" a finales de enero, al menos por mi zona. A pesar de su escaso tamaño, este tendría unos dos centímetros, me parecen realmente bonitos y muy fotogénicos. Lo único complicado es encontrar uno que tenga una forma que encaje bien en el formato de la cámara, yq ue tenga un fondo que acompañe...

2 comentarios:

Gelis dijo...

Que diminuto es a simple vista y que grandote podemos verlo aquí.
Bonita foto.
Me alegra ver de nuevo tus trabajos.
Un saludo

Javier Piñeiro dijo...

Por fin has salido de las berzas!! Jaja. Por cierto, es precioso este liquen... La de cosas que nos pasan desapercibidas por su tamaño y que muchas veces nos perdemos por no pararnos, bajarnos y observar...

Un abrazo.